Terapia de Regresión

La Terapia de Regresión identifica y experimenta con experiencias pasadas que nos han causado y aun nos causan incomodidad y problemas; nos ayuda a disolver influencias negativas del pasado y recuperar la energía perdida.
Aunque la regresión se centra principalmente en la conciencia y en la mente, nuestro cuerpo es uno de nuestros principales guías en los que mas podemos confiar. En la regresión, pasamos de la mente al cuerpo y del cuerpo a la mente.
Con la regresión se reviven experiencias pasadas que parecían olvidadas o reprimidas. Problemas como la ansiedad, la depresión o las relaciones tienen un origen en su causa; también ciertas enfermedades o dolencias físicas pueden tener un origen diferente a las bacterias o virus. Características problemáticas como superioridad, tener que controlar todo continuamente o creencias negativas tienen su origen en el pasado.

Las experiencias olvidadas muchas veces contienen heridas emocionales que nunca se curan por completo y por tanto provocan en nuestras mentes creencias fijas o semiinconscientes.
Tales creencias solo cambian cuando buscamos y comprendemos cómo comenzaron y por qué nos aferramos a ellas. Reconocerlas y comprenderlas facilita liberarnos de las creencias que nos bloquean. Cuando los individuos  vuelven a encontrar y revivir esas experiencias o heridas sin sanar, se sucede una   liberación de emociones donde los individuos sienten y comprenden cómo se relacionan sus dolencias y problemas actuales con sus experiencias pasadas, pudiendo recobrar así su salud física y mental.

Los profesionales de la terapia de regresión no solo recuperan experiencias pasadas para desactivar consecuencias problemáticas, sino que reactivan sentimientos positivos, buenos recuerdos y talentos perdidos. Los resultados de la Terapia de Regresión pueden ser:

  • Resultados mentales: salud mental, claridad, autoconocimiento, comprensión de las personas, liberación de las cárceles mentales.
  • Resultados emocionales: calma interior, auto-aceptación y confianza en sí mismo, recuperación de la empatía y emociones positivas (cómo disfrutar), expresión de emociones (como la ira y la tristeza).
  • Resultados físicos: desaparición de la tensión y la incomodidad, problemas psicosomáticos como baja energía, hipersensibilidad y molestias generales sin explicación médica.

Para más información puede visitar las siguientes páginas:

Earth Association

Tasso International